Ueu Trwii murmura el ave desde los poros del aire, y con su canto, desmiembra el espacio a bocanadas de realidad; inmediatamente me derriba de mis pensamientos, de la ceguera que me mantiene atada a un sueño que no es mío; pero no lo escucho.

Trrrawww, insiste, esta vez me lanza un boomerang de coloridas visiones, desenterrando un augurio en mi memoria, uno que parpadea como un tesoro al  sol. Volteo por reflejo, por costumbre; pero no lo veo.

Ahora me grita,  Braaaw, como quien le grita a alguien que está a punto de ser atropellado, que está a punto de dejar su cuerpo para incendiarse en un fuego negro de inconsciencia. Se esforzaba para que le hiciera caso, martilleando mis razonamientos con sus acordes de fe. Seguramente mi abuela habría sabido cómo explicármelo, el cómo entender a esta ave que canta, que me grita, que me habla. Y entonces recordé que nunca conocí a mi abuela, y sus dolores tintinearon en el bolsillo del mandil rosa que nunca se quitaba, a cada clap clap de sus sandalias, entre las corroídas calles de un pueblo sin memoria.

Se despliega a la rama de enfrente el ave, o tal vez mi abuela, ahora queriendo hacerme cómplice de un universo que no entiendo, reflejando en sus plumas el filo de las cosas extraterrenas.

¿En qué momento nos desencontramos?

Escrito por Gabriela Méndez Guido

Gabriela Méndez Guido (Edo. de México, 1991) Artista del movimiento, bailarina de danza árabe y contemporánea, actriz, escritora, maestra de yoga, modelo, terapeuta, creadora multidisciplinaria y directora de Profetistas: el arte como profecía. Egresada de la Licenciatura en Artes Escénicas con línea terminal en Danza Contemporánea por la Universidad Autónoma de Querétaro, ha participado en varias compañías de danza (Danza del Sol, 7 Danza, etc.) publicado poesía en diversas revistas electrónicas (Monolito, A buen puerto, Bitácora de vuelos, etc.), revistas físicas (Enchiridion, Río grande Review) e impreso el plaquette De lo mundano y otros poemas con la editorial independiente “La Testadura”. Con la creación de Profetistas: el arte como profecía en el año 2015, busca compartir el ritual en el gesto y el movimiento para que el espíritu hable a través del arte.