a ti, porque las letras de tu nombre se repiten y eso me parece sumamente divertido

Hay días que se cincelan
a punta de alcohol
en la memoria

un día nos abrazamos en la noche
y era una noche cualquiera

tú deberías estar en tu cama
y yo debería estar alzando mis ojos al cielo
en oración

a veces se me da hablar solo
y pensar que alguien me escucha

pero estábamos bajo el mismo manto:
no era la noche
sino estas ganas de arder
en medio de una cama individual
dónde no había suficiente espacio

esa noche conocí la parte más fuerte de tu carácter

alcé la mano al cielo para tocarte
y una llama anidó en mis dedos

respiré de lo más profundo de tus pulmones
ese aire puro y etílico

respiré tu sudor
y tu llanto

de tu saliva
brotó la palabra certera

aprendí dos cosas

que debo dormir en una cama más grande
y que una noche cualquiera
no siempre es una noche cualquiera

no culpemos al azar
culpemos a la palabra

Escrito por Luis Fernando Rangel Flores

Es Licenciado en Letras Españolas por la Universidad Autónoma de Chihuahua. Actualmente es miembro del comité organizador del Encuentro Nacional de Escritores Jóvenes Jesús Gardea y editor de la revista Metamorfosis. Es autor de Hotel Sputnik (Tintanueva, 2016), con el que obtuvo mención honorífica en el Premio Nacional de Poesía Rogelio Treviño 2015 y de Poemas para un Lugar Común (ICM, 2018). Textos suyos aparecen en revistas como Tierra Adentro, Himen, Hybris, Morbífica, Círculo de Poesía, entre otras, así como antologías de cuento breve. Recientemente obtuvo el Premio Estatal de Poesía Joven Rogelio Treviño, segundo lugar en el Premio Nacional Sergio Pitol de Relato y fue becario del Noveno Curso de Creación Literaria para Jóvenes de la F, L, M, así como del FOMAC en el periodo 2018-2019 en el área de Jóvenes Creadores. Forma parte del consejo editorial de Sangre ediciones.