Soy potencialmente amante de mujeres

despierto y decido que serán mis manos las que se sumen a las manos de mi madre para arrancar la hierba y el pasto que crece. Decido que serán mis manos y no sólo las suyas, las que ayuden a que ese jardín se mantenga cielado.

despierto y decido que serán mis manos las que se sumen a las manos de Lolita quien tiene 82 años y sube al transporte público con dificultad, pero lo logramos juntas.

decido en el camino tener el poder de responder a cualquier agresión a la que me enfrente, porque todos los días enfrento agresiones. Decido mirar de frente a los hombres que me agredan, a los que agredan a otras compañeras, a los que vayan detrás de alguna como depredadores, decido interponerme en su camino para sumar fuerza de autodefensa.

me asumo así, con el poder de transitar las calles en todo horario, con el poder de llevar mis piernas ventiladas porque es mi derecho y porque quiero. Me asumo con la alegría de sentirme acompañada por otras mujeres, principalmente por las que me anteceden, de quienes guardo la energía suficiente para continuar resistiendo y existiendo. Me asumo rebelde en lucha, rompe-sistemas.

camino y decido ir de la mano de las mujeres que amo, para sumar amor valiente, para que con nuestra presencia visible sepa el mundo que el amor sin violencia existe y que no es como nos han contado.

vivo y me sé amiga, me sé respaldo, me sé en totalidad escucha atenta y abrazo solidario, abrazo amoroso para cuando alguna más lo necesite, me necesite. Nos necesite.

me sé con la fuerza de sumar fuerzas e incendiar lo que nos hace daño, lo que nos lastima, los que no nos deja dar más pasos. Vivo y me sé con la gasolina suficiente para reventar este sistema monstruo que nos tiene velando a 10 hermanas por día; para reventar este sistema monstruo que nos tiene escuchando el llanto de 10 madres por día; para reventar este sistema monstruo que nos tiene aquí, aquí donde estamos hablando de cómo tejer redes para que no nos agredan, para que no nos violen, para que no nos maten porque, mientras yo hablo, cada 1 2 3 4  5 6… 24 segundos… Acosan una mujer. Acaban de acosar a alguien en el país mientras conté.

vivo y me sé ruido, me sé grito. Me sé manifiesto, pronunciamiento, postura política, apuesta firme, manga de agua, torbellino furioso que va a ser ruido, grito, manifiesto, pronunciamiento, postura política y apuesta firme hasta el día en que algo rebase mi aparato fonador y ya no pueda hacerlo. Vivo, me vivo mujer, mujer de la periferia, mujer del Estado de México, me vivo mujer lesbiana, de piel quemada, mujer poeta que dice y dirá hasta que no pueda hacerlo. Torbellino furioso, incendio reparador, bruja entre las brujas, hilasuave, araña gigante, compañera suya, su compañera.

 

 

 

*ilustración de Inechi (Inés Estrada)

Escrito por Sandrah Mendoza

Sandrah Mendoza (México, 1994). Poeta lesbiana radical anarcoqueen. También gestora cultural. Fundadora y directora de Libertad en Voz Alta; creadora del primer y segundo ciclo de Slams de Poesía dentro de Centros Penitenciarios de la CDMX. Participante en diversos Encuentros nacionales de Poesía. Subdirectora de Colectivo POM. Autora del libro: Flores y fantasmas (Pinos Alados, 2018).