La de Cecilia R. Ansalone es una historia completamente hermosa y conmovedora. No solo por lo escrito sino también por cómo llegó el libro a publicarse: la autora falleció y, un tiempo después, su hijo le envió el manuscrito a la editorial argentina Niña Pez. Son pocos los casos en los que no es el propio autor quien carga el libro a su hombro, sobre todo en el universo de las editoriales independientes.

Ahora bien, ¿cómo es entonces Las formas del silencio (Niña Pez, 2019)? La quietud está presente en lo que se cuenta en la nouvelle. La tristeza, también. Pero la esperanza y el amor pueden más. Hay una persona que más que nada quiere ser amada. Y ese amor lo podemos ver tanto en el prólogo «Carta al lector»  de Pablo Boyé como en el epílogo «Semblanza» de Alicia Mónica di Pinto, amiga docente que descubrió sus valores. También se hace ver en la portada con la fotografía en blanco y negro de la niña y su padre. ¿Qué seríamos sin los recuerdos de la infancia?

La protagonista, Ruth, es soñadora. La trama traza un ir y venir temporal con un tinte costumbrista. Los vínculos lo son todo: la madre, el padre, el esposo. El estilo es sencillo, intimista, para nada pomposo, como se puede apreciar en esta cita: «Yo me porto bien, mamá, no lloro, aunque esté triste. No lloro, mamá, ni siquiera a escondidas. No lo hice cuando ardían mi papá y sus pertenencias en la lata del infierno. No lo hice cuando no recibí el regalo esperado… Yo no lloro, mamá». La narración mantiene cierta inocencia y encontramos esta represión que nos parte el alma, sobre todo porque se siente real. Las mejores historias son aquellas que tenemos cerca. Podemos leer un fabuloso libro de un autor o autora de renombre pero jamás nos dará esa sensación de que tranquilamente podríamos habernos cruzado con los personajes en la cola del supermercado.

El silencio que se palpita en esta nouvelle recuerda a los tres monos sabios de la leyenda china. Viene acompañado de un no querer ver y un no querer escuchar por motivos que no revelaré en esta reseña. «La literatura es una forma sofisticada del silencio» reza el epígrafe de Baricco. Todavía nos llega el eco de las palabras de la autora, aunque ya no no esté con nosotros. No es necesario haber conocido a Cecilia R. Ansalone para poder reconocer que creó un libro valioso, tanto a nivel forma como a nivel historia. Tal como indica Boyé, estamos hechos de deseo y en la historia leemos: «Deseo… deseo… No desees para no sufrir después». Esta frase potente resume como varias personas nos sentimos alguna vez. Pero también estamos hechos de perseverancia.

foto-solapa.jpg

Cecilia R. Ansalone fue una profesora en Letras apasionada, según se puede observar en la solapa del libro. Es la primera vez que leo algo así, Las formas del silencio es una revancha contra lo callado. No lo considero un libro prescindible.

 

Facebook: Niña Pez Ediciones
Instagram: @ninapezediciones
Mail: ninapezediciones@gmail.com

Escrito por Denise Griffith

Escritora y editora argentina. Publicó con la editorial Escritor de la legua un poemario llamado Antojos de desorden y participó de la antología El gran libro de los perros de la editorial española Blackie Books. Trabajó en el Ateneo Grand Splendid (una de las librerías más hermosas del mundo). Colaboró en diversas revistas digitales. Se desempeña como crítica de teatro para la página GEOteatral. Contacto: griffith.denise.03@gmail.com Si te gustan los perros, te invito a seguirme en mi cuenta de Instagram: @perripoemas