Préstamo de nostalgias

Hoy opino que estoy en deuda, debo las nostalgias de los diciembres en los que no fui feliz, que debo las alegrías que alguna vez opté por apartar para saludar a la melancolía.
Hoy opino que estoy deuda por esos dos años en los que no pude reir, que estoy en deuda porque el mundo insiste en unas cosas, mientras yo pienso otras.

 
Corro sin pensar en el mañana, lo único que no debo es mi hoy, por eso pienso en las deudas, que son como aguijones detrás de la espalda, siento que la única virtud que tengo es el agradecimiento, y ese agradecimiento me lo hizo sentir un vago alemán que me ha pedido a mí un trozo de pan, que usualmente nada tengo por fuera.

 
Hoy opino que estoy dispuesta a cerrar caminos inconclusos y que al pasado no le debo nada, que las deudas que menciono son fracciones de tiempo en las que me olvidé de mí, en aquellas que sin pensarlo no existí.
Hoy solo agradezco al señor de las frutas de mi barrio, a las sonrisas de los niños que me saludan, a los besos que no puedo recibir pero que siento conmigo.

 
Hoy opino que estoy en deuda con la misión absoluta de pagar todo, de encontrarme, si alguna vez me encuentro, no estoy perdida, simplemente, me distancio de las cosas.
Escribo porque solo así sé que existo, escribo para mí, escribo para mi sombra, escribo para mi luz, escribo por el desconcierto, escribo por mi verdad, escribo por las nostalgias, escribo por la felicidad, escribo por la tristeza, escribo por los amigos, escribo por los amores, escribo por las esperanzas.
Es la única deuda que intento pagar, escribir y agradecer.
Antes, sentía que tenía que vivirlo todo de prisa porque iba a terminar pronto, ahora solo pienso que si termina, que ojalá alguien pueda apreciar el espectáculo.
Hoy opino que estoy dispuesta a regar flores nuevas en el jardín.

Quizás intentar hacerte sonreír más, quizás cuidar mejor de ti, mejor de mí, más de todos.

Hoy opino que no quiero vivir en deuda ante la perplejidad de la miseria humana, ante la indolencia de mi hermano.
Hice conmigo lo que pude.
Harás conmigo lo que te plazca.

Escrito por Andrea Morales Jiménez

(Barranquilla, 1.988) Comunicadora Social y Periodista afincada en Granada, España con experiencia en periodismo cultural enfocado a cine, televisión y teatro. Trabaja contenidos para marketing y publicidad como a su vez para el sector tecnológico en páginas web y aplicaciones móviles.
A %d blogueros les gusta esto: