Ver partir
Partir por dentro
Pero permanecer en el amor
Lo único que vence el espacio-tiempo
Y tu recuerdo en la memoria como un sendero de luces encendidas en los aleros
Del aire enrarecido y melancólico
En el que caminamos y nos despedimos
Aunque partamos mil veces
Adentro y al final del muelle
O la partida final
Esa de la que no hay posibilidad de regreso
Sea cual sea
partir es un destino
Ver partir
Partirse por dentro
Encallar
O lanzar la brújula en alta mar
Así no volver
Hacer de la partida una pintura por entrar
Un segundo en el que todo se detenga
Y de pronto al fondo de los mares
Ver partir  tu rostro
Y fijar lo visto hondamente
hasta pulverizar
esa imagen
con el  amor
y destruir el tiempo
Quizás dejar de partir
soñar mil veces mas
y volver a partir
Sí! esas banderas soplan dentro mío
agitan mi pecho como un viento salvaje
y me muestran el sueño
el delirio
lo imposible
El amor que nunca parte.

 

 

 

Escrito por Verónica Cabanillas Samaniego.

Artista plástica, poeta y surrealista