Aro Varse: «El dibujo para mí se volvió como un ejercicio de cuestionamiento a partir de trazos que me permite extenderme en el mundo(s) que me rodea»

Hace algunos días, realicé una entrevista a la artista plástica Ariadna Vargas Serrano “Aro Varse”. Esto fue lo que nos dijo:

Como emigrante, ¿qué extrañas de tu país natal y cómo se sobrevive a esta ausencia?
En un principio lo que más extrañaba era la comida, y cuando tengo mucho jamiacon (nostalgia), pues me cocino. De hecho, aprendí a cocinar en Quito, esto me hizo conectar y valorar los saberes de mis ancestras. La comida se convirtió en un gesto cultural y afectivo que mantiene la conexión con mis raíces, que hoy se expanden porque me siento ecuatoriana.
Como he tejido afectos sólidos estos últimos años, ahora me siento dividida, de una manera muy sana.

¿Cuál es la diferencia entre el arte de México y el arte de Ecuador y/o de qué forma se complementan?
No lo sé, siento que he perdido perspectiva al respecto. Quizá perdí la frontera.

Las ilustraciones que he visto tanto en tu blog como en tu página de Facebook son feministas, y hacen referencia al amor propio, a la sororidad e incluso al diario vivir, ¿cómo surge esta propuesta artística?
Más que una propuesta artística es un necesidad de responder a la pregunta de ¿cómo me entiendo yo en este mundo? Pregunta que de hecho no puedo contestar aún, me mantengo en un constante cuestionamiento (con sus debidos respiros) sobre el Ser. Es por eso que los últimos años he recurrido a la lectura de libros para intentar responder esta pregunta, interesada en la academia, pero también cuestionándola, y no jerarquizando pensamientos, pues también aprecio los saberes de mis compañeres, que compartimos a través del diálogo.
El diálogo es un ejercicio cultural que aprecio de sobremanera, por eso mis proyectos están atravesados por el mismo, hasta el diálogo conmigo misma, y sin lugar a dudas (para mí) el diálogo con otras es muchísimo más rico, el enfrentarte a les otres y argumentar, sostener, pero también doblarse, incomodarte, abrirte a entender otros mundos, sin intentar tener la razón. La razón me es infértil , para mí, al menos.
Escucharme es vital, y cuando diálogo con alguien que me incomoda, es realmente potente, lo incómodo, me gusta porque es la posibilidad de cuestionamiento a una misma, y es muy fructífero.
Así pues, el dibujo para mí se volvió como un ejercicio de cuestionamiento a partir de trazos que me permite extenderme en el mundo(s) que me rodea. Por eso se ve reflejado mi cotidiano entre ficción y realidad, y obviamente el cuestionamiento al pensamiento feminista.

Explora_Tus_Ojos.jpg

 

¿Has tenido detractores por ser tan enfática sobre el feminismo en relación a tu arte?
No. Quizás los tenga, pero yo ni enterada.

Hace unos días, en la ciudad de Cuenca preparaste un taller de retrato/ amuleto. ¿De qué se trata esta técnica artística?
El taller es resultado de la curiosidad y proceso de investigación que actualmente está desarrollando mi amiga Tatiana Avendaño que amablemente me compartió, que gira en torno al poder metafísico que tienen las piedras. Me pareció muy interesante, ya que precisamente yo estaba en una apuesta más materialista. Propuesta que me conflictúa mucho, porque me aleja de la ilusión de la religión, pero me cuestiona de mis creencias sobre el “Día de muertos “. Así que esta confrontación me hizo replantearme sobre lo poderoso que es la imagen iconográficamente, históricamente y en pensamiento de Bruja. Así que se me ocurrió hacer esta suerte de ritual para que usando el diálogo como puente, proyectar en un retrato el cómo se ve le otre, y de esta forma hacer las paces con une misme. Todo bajo el cuidado de la sabiduría y poder de cuarzos rosas, previamente cargados en el río de Cuenca.

Así mismo, he visto que también escribes. ¿En qué se diferencia la pintura con la escritura? ¿Cómo llevas a cabo estos procesos?
Mi acercamiento a la lectura (a los 23 formalmente) y la escritura (a los 30) fue muy tardío, porque soy disléxica, y ordenar ideas era como caminar en la oscuridad, a tientas. Así que para la mí la escritura es mucho más trabajosa que pintar, yo pinto desde los 15 años, la plataforma cambió, de óleo a tableta electrónica, pero la pasión no. En las plásticas me siento más cómoda porque la lectura es muy subjetiva, cada quien puede leer en la imagen lo que desee y no errará. En la escritura es todo lo contrario, primero, debes mantener un ejercicio constantes de lectura, segundo tener muy claro lo que quieres comunicar, porque una palabra de más puede romper todo sentido, en la pintura si das una pincelada de más, si que puede ser tenaz, pero también una oportunidad.
Por eso procuro escribir lo más que me permite mi ajetreada vida, porque hay mucho que aprender.

Ilustración_sin_título

 

También en el festival Zarellia presentaste la curaduría de la muestra titulada “Desobediencias en trazos: Muestra de ilustradoras y caricaturistas feministas”. Coméntanos de qué se trata esta propuesta y cómo fue esta experiencia.
Esta es mi primera curaduría externa, por así decirlo, ya que donde trabajo es parte de mis obligaciones. Por eso me tenía muy nerviosa, pero estoy muy feliz con el resultado. La narrativa de la propuesta gira en torno a mostrar cómo es que las dibujantes tienen distintas formas de ver, dibujar, vivir los feminismos; cada una desde preocupaciones, realidades y condiciones distintas.
Justo por esos días discutiendo con una compañera, me dijo que ella veía como una debilidad que el feminismo no fuera unitario, es decir que todas las feministas lucharan por lo mismo, eso me dejó pensando muchos días, ¿cómo respondía a esa observación? y eso era lo que me interesaba resaltar en la muestra, lo poderoso de este pensamiento es su pluralidad, no puede ser domado porque cada región, región entendida como cuerpo femenino también, la entiende y vive de manera distinta. Y me da la impresión que al final eso es lo que muestra la exposición.

¿Qué es el lectobordado? ¿Es practicado por hombres y mujeres?
Lectobordado inició como un club de lectura en voz alta, ahora siento que está en una Deriva, cambia mucho, es decir, sí que leemos y discutimos, dialogamos y a veces bordamos, pero hoy es también una pequeña comunidad, un espacio educativo, y lugar no físico de encuentro.
Como tal, está abierto a todos los Cuerpes y Seres, no estamos viendo los genitales de nadie, no nos interesa. Es un espacio en el que eres quien tú decides Ser, y no lo mencionó desde una postura de “coaching capitalista”, sino más bien como espacio de pensamiento y cuestionamiento, en el que procuramos respetar la pluralidad de pensamiento, aún cuando no estamos de acuerdo siempre.

Cup_LovE.jpg

¿Qué artistas y escritores influyen en tu obra?
Cambia mucho, porque procuro leer lo más que puedo. Hoy estoy leyendo: “Las mujeres que luchan se encuentran” de Catalina Ruíz-Navarro, “Vindicación de los derechos de la mujer” de Mary Wollstonecraft, y Xenofeminismo tecnologías de género y políticas de reproducción de Helen Hester. En la plástica me mueven ilustradoras como Caribay, Andonella, Power Paola, pero también me gusta Francis Alys, Marcela Armas, Gileberto Esparza, Louise Bourgeois, etc.

Finalmente, coméntanos en qué nuevos proyectos estás trabajando.
Por ahora, estoy enfocada en intentar recopilar el trabajo de los últimos 4 años, para reflexionar al respecto y ver qué proyecto en base a esta experimentación, me permite tejer con temas y plataforma que me provocan.

 

Puedes encontrar más sobre la artista en su página de Facebook o en su blog

 

Escrito por Sara Montaño Escobar

Sara Montaño Escobar (Loja-Ecuador, 1989). Licenciada en psicología general. Sus poemas se encuentran en revistas de Ecuador, México, Venezuela, Argentina, Colombia y España. Parte de la Antología de poesía y relatos publicada por el Municipio de Loja (2017). Relato publicado en libro cartonero “Pasaporte”, un proyecto que corresponde a tres editoriales cartoneras: Dadaif Cartonera (Ecuador), Cossete Cartonera (Francia-Brasil) y Pirata Cartonera (Ecuador-Salvador). Publicó la plaquette Génesis de ausencia (Vis-k-cha, Editorial independiente, Loja- Ecuador, 2017).
A %d blogueros les gusta esto: