Khiabet Morales es una escritora que abona a su poesía una resonancia de melancolía y despertar. En su plaquett Hace tanto ruido que el silencio se suicida adentro (Editorial Poiesis, 2018), nos muestra dos etapas de su obra literaria: Teoría del ruido y Teoría del silencio. La autora es Lic. en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California Campus Tijuana. Una muestra de su poesía aparece en la antología “Las voces de los faunos” publicada por Colectivo Entrópico, ha sido ponente en congresos de lengua y literatura en la Universidad Autónoma de Nuevo León y en la Universidad Autónoma del Estado de México. Aparece en la revista electrónica Círculo de poesía. Fue becaria del Festival de Cultura Interfaz Culiacán, 2016.

En los primeros capítulos nos muestra la inocencia cubierta del erotismo, la rebeldía de la juventud, los primeros pasos al despertar onírico. Nos envuelve con sus versos en una desesperación que no termina por resolverse. En la segunda parte de sus poemas se puede sentir una nostalgia que conforme madura su estilo se presenta más enfocada en el significado de ser mujer y las promesas que a veces no terminan por cumplirse al ser infantil. En cuarenta y seis cuartillas nos describe lo que significa vivir con el silencio adentro, pero también que a veces podemos ser libres en la palabra. Es sorprendente la manera del estilo y voz propia del autora que a mi parecer invoca huellas de Pizarnik y Gabriela Mistral. Les comparto un poco de su obra:

khi

 

Carencias

Carezco de verbo y predicado
Los sujetos me asfixian.
Falta de orden en las oraciones
Los sintagmas verbales no se me dan Las oraciones coordinadas

me desestabilizan
Yo que nunca he tenido estabilidad ni económica ni emocional
floto con pensamientos sueltos
en el aire: desorden verbal Palabras expulsadas sin coherencia Falta de ritmo y sintaxis
Mala dicción:

frases desarticuladas se me atoran

en la garganta
Escupo

Grito Vomito

sentimientos y palabras mutiladas que vienen de mis adentros

Una dificultad de atención
Una lejanía entre la realidad y yo
Y así es como me siento a escribir
a la que no soy
y… es que no tengo otra manera de ser yo.

En el poema anterior se puede precisar la construcción del yo por medio del lenguaje y la presencia de los otros. La esencia se pierde conforme los ruidos en la consciencia estremecen al punto de ebullición para comprender qué significa tener voz propia y una piel que dignifique el alma.

68885807_405849616732547_4878888393611673600_n.jpg

Les comparto otra poesía de Teoría del silencio donde se puede observar un crecimiento y evolución en la vida, las relaciones y la separación de carne con olvido.

 

Nonato

Y sin vínculos, cual feto en frasco, la casa anticuada, el mar, plano como una postal, que una dimensión de más le impide penetrar. Dolor y cólera neutralizadas, ahora dejádla en paz.

Tengo un hueco en las entrañas,
una ausencia que solloza con ritmo lento las carencias del alma.

Llevo dentro dicha creadora,
una garantía prometedora de vida
y a pesar de eso más muerta que nunca vago por las calles de tu sombra.

Destellos de luz se cuelan por mi entrepierna. Seres nonatos cantan melodías tenebrosas.

Llanto ensordecedor el de mis huesos
al escuchar el eco de tus muslos contra los míos.

Ceñí el tiempo a tu cintura,
quise hacer eterno
el momento más efímero de nuestras vidas.

Gran idiotez la mía al creer que el tiempo me tendía la mano cuando lo único claro eran las manecillas del reloj marcando

retrasos.

 

En mi experiencia como lectora, alcanzo a distinguir que cada verso guarda una presencia  y esto será clave en futuras obras de la autora. La portada es un emblema de la feminidad, la violencia y el deseo que también nos plasma en sus títulos: Todo se muere, Terror y locura y Me gusta lamer mis heridas.

Puntos de ebullición: 

Poesía joven de México: Khiabet López Morales

Cuatro poemas de Khiabet López Morales

https://eantabus.com/tag/khiabet-lopez-morales/

Escrito por Marcia Ramos

Escritora, viajera e intrépida futurista, le gusta la ciencia ficción y lo apocalíptico. Visionaria. En esta realidad soy docente en universidad y preparatoria también asesora de Literatura infantil y juvenil. Tengo publicado tres libros: Las calles hablan, Brevedades infinitas y Diles que no nos vean. Así mismo, en la realidad 3.0 soy Maestra en Educación y Especialista en Políticas Públicas para la igualdad.