Un espíritu elocuente que traspasa la página (Reseña: «Yo, la perra» de Romina Ruffato)

Hay poemarios que alimentan nuestras ganas de seguir leyendo más obras del autor/a. Este es el caso de Yo, la perra (Griselda García, 2018), que tiene la habilidad de dejarnos con preguntas al final de cada verso y que cuando nos queremos dar cuenta, ya nos terminamos el libro.

Los poemas que atraviesan las páginas son muy variados: encontramos la muerte, la muerte que nos dan los demás y que nos damos nosotros mismos, el sufrimiento en vida, el cuerpo, la impostura. Se hace referencia a juegos algo oscuros como un dominó, unas escondidas y un veo-veo no tan felices: «Soy invisible/ para no quedarme/ atrapada/ en este juego».

«La muerte es dulce; pero su antesala, cruel», dijo el escritor español Camilo José Cela. El libro está poblado de pesadillas con mirada hacia lo inevitable, lo que tarde o temprano llega: «Mientras tanto/ somos personas/ que hacen tiempo en el vacío». Cada tanto, el yo poético apela a otro, a veces alguien que solía abrazarla, a veces alguien que pasa pero no se queda y genera un abismo. Más allá de esto, la feminidad en carne viva vomita las palabras, se convierte en el verbo y la lengua a través de formas breves pero no banales, una catarsis que no parece catarsis, que se envuelve en unos versos trabajadísimos y de gran belleza.

Pocos libros utilizan la palabra «yo» en su título de esta manera declamatoria e irónica. Romina Ruffato debuta con un primer poemario potente, que posee la dosis justa de metáforas y entrañas. Yo, la perra en su autenticidad y expresividad constituye un aporte significativo al bagaje del lector/a.

Metáfora

Cuidado si salís
que se escapa la perra
insistía mi madre
cada vez que intentaba
abrir la puerta.

La libertad
interpela la falta
de quien supone
tenerlo todo.

Probé las mil y una llaves
para salir
hasta que logré escapar.

Yo
la perra.

Romina Ruffato nació en 1975 en la Ciudad de Buenos Aires. Es periodista y licenciada en Ciencia Política (UBA). Cree en la construcción de un mundo más justo y piensa la poesía como una herramienta de liberación personal y colectiva. Es en este sentido que publica «Yo, la perra», su primer libro.

Escrito por Denise Griffith

Escritora y editora argentina. Publicó con la editorial Escritor de la legua un poemario llamado Antojos de desorden y participó de la antología El gran libro de los perros de la editorial española Blackie Books. Trabajó en el Ateneo Grand Splendid (una de las librerías más hermosas del mundo). Colaboró en diversas revistas digitales. Se desempeña como crítica de teatro para la página GEOteatral. Contacto: griffith.denise.03@gmail.com Instagram: @denisegriffithp
A %d blogueros les gusta esto: