descendientes

1.

 

vieran ustedes volar por los aires todo lo que era sustento,

dinamitaron el mundo mordieron el polvo y la voladura

bajaron a las minas fueron a morir entre mercurio y salitre

martillando el tímpano de la modernidad y soldando cascos

de galeones tocando por última vez el tambor sagrado

penetradas por todos los agujeros llegando al más inhóspito

paraíso jamás prometido celebrando el último culto a la

serpiente-pájaro y a la luna-sol que duerme en la semilla

bajaron a las minas tendieron los durmientes bailando en la

oscuridad secretamente íntimamente y descuartizadas

por levantar el dedo acusador el corazón la dignidad durmiente

desterradas del propio cuerpo lenguas hundidas por

el español mezcladas decoloradas con blanca depuración

licuando hasta el más frágil y mil veces reencontrado

sedimento en la dureza de nuestra humana                         sangre.

 

 

 

2.

 

de pueblos en la aridez creados para blanquear quién sabe

carhué en la frontera con las antiguas / el campo y el trabajo

reproduciendo un país donde no haya pogromos / frontera

escrita con sangre en territorio salinero / toponimias

gritando sus nombres jamás entregar carhué al invasor /

colonia judía en la diáspora espera / huincas señalan lugar

cercado cercando al pueblo expropiado / multiplicación fractal

del odio y el capital equivale a su imperceptible

molecular resistencia / tiempo de la verdad retroceso

del silencio retro-seso del recuerdo que nadie recuperó /

el pasado aniquilado que despierta                                       la voz.

 

3.

 

si me quedasen los dientes ¿con qué masticar la propia

pregunta por la sangre / si un resto del cuerpo suyo

está en mi cuerpo y el agua que somos me invade en sal / si dientes

me quedasen para no decir más que palabras rumiantes

pampa no es tierra polvo no es preludio siempre incesante

de lo que va a llegar párpado de la historia que da ojos a la

lengua /¿qué bocas descendientes dirán el dolor arrancado

a pico y pala / tuétano de los huesos no me distancia de vos

desciendo / de un tiempo lineal y un espiral incógnito

me alumbra en su regreso.

Escrito por Inés Aprea

Nació en 1985 en La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina. Profesora de Historia. En poesía publicó "El mundo, oculto del mundo" con Pablo Amadeo Gonzalez y Manuel Nuñez (Pixel, La Plata, 2007); participó en la antología "Si Hamlet duda le daremos muerte. Antología de poesía salvaje" (Libros de la Talita Dorada, City Bell, 2010) y en distintas publicaciones independientes, blogs y sitios web.
A %d blogueros les gusta esto: