La arquitectura de la palabra (Vol. VI): El cinturón de Orión

Foto de portada: Plaza de Armas de Huaraz, Ancash, Perú

Retratar a la poesía peruana es una labor amplia y cansada. Sin embargo, parte del recolector de poemas (no diremos investigador, eso será para otros casos) tiene como deber el querer seleccionar la poesía que desea, abrazarla y difundirla. Y, en cierto parajes, decide por encontrar poemas y poesía en aquellos rincones donde dejó algo de su vida, porque el mundo necesita de poesía.

He tenido la oportunidad de recorrer algunas ciudades del Perú, viajando por distintos puntos. Pero mi alma siempre dejó huellas en Cuzco, Ica y Ancash (para ser más específicos, Huaraz). De alguna forma, las experiencias vividas en esas ciudades es donde pude encontrarme con aquellas pequeñas y especiales entrañas que la vida misma otorga para alimentar a sus crías, a nosotros. En Cuzco participé en mi primer festival importante de poesía: Enero en la Palabra en su edición XXI. En Ica, específicamente en Paracas, pude participar de una notable edición de Las Batallas del Desierto en el bulevar de dicha localidad. En Huaraz no hubo poesía, ahí están mis raíces familiares: mi amada abuela materna nació en el Barrió Belén y sobrevivió al terrible terremoto de la década del 70. Entregarme a esos tres lugares es entregarme a capítulos de mi historia, capítulos necesarios de mi historia. Por ello, de alguna manera, estas tres localidades se han vuelto en el cinturón de Orión que siempre contemplo en las noches donde el cielo está despejado (pues Lima es una maraña de sombras que devora a sus hijos).

Por lo tanto, se retribuye a dichas localidades con la poesía que brota de sus históricas calles, de su fauna y flora, de sus formas picarescas en rocas y sombras. La poesía se abre paso entre las calles de Cuzco, Ica y Ancash, una pequeña, pero significativa e importante muestra de la literatura que no es solo Lima, sino el Perú entero.


César Panduro Astorga (Ica, 1980) Egresado de la Universidad San Luis Gonzaga , en la Facultad de Educación ,en la especialidad de Literatura. Director de la Biblioteca “Abraham Valdelomar” en el Balneario de Huacachina. Profesor de la Universidad Alas Peruanas . En el año 2006 publicó “Cuando cae una hoja” 2007. Cuentos “Memoria de acequia“ 2008. Primer Premio Concurso de Cuento Abraham Valdelomar, organizado por el Club Departamental Ica-Lima, bajo el auspicio de Santiago Queirolo. Actualmente dirige la editorial El Conde Plebeyo y organiza el recital internacional de poesía Poetas en la Arena. Además de su producción individual como escritor (poesía y narrativa) ha realizado la antología Poetas en la Arena: Antología de poesía iqueña.

Mamá

Y ahora que eres una pasa de sol
esparcida por el piso de mi corazón
y ahora que tu columna vertebral
es la noche que blanquea tu cabello por
el que me deslicé cual liana de la selva de tu amor
y ahora que eres la mamá de mis hijos
la sonrisa de los dientes ausentes
la boca azul de la ternura
y ahora que caminan tus besos hacia el lugar
donde me miraste en tu ombligo para amarme
y ahora que doy cuenta de las madrugadas
donde me esperaste para decirte en mis
nubes de odio y alcohol que te odiaba quién
podrá resarcir tanta palabra tonta que sembró más
canas sobre tu cabeza
…y mamá tus nietos tocan tu cuerpo como
una estatua de beso
mi infancia duerme en esos pechos que el
tiempo ha horadado…
perdona tanta soledad tanta aurora esperándome
perdona este crepúsculo sin cielo
sabrás que incendié todos los juguetes de tela
que me tejiste
sabrás que guardo el camioncito de plástico
que tu sudor y tu miel compraron una navidad
y ahora entiendo mamá tu cuchara en busca de mí
ahora entiendo la obsesión por no tener
manchas en la camisa ni huecos en mi corazón
y ahora mamá que tus caderas han enderezado
las curvas por la que paseó papá
y ahora que en tu interior ya todo se limpió
dime aún quieres que recite: del cielo cayó una rosa…
aún quieres que marche el domingo con la boina
verde y las botas negras teñidas de adiós
dime si aún quieres que te lea la biblia y que no patee
el perro
dime pues, dilo mamá ahora que entiendo tus gritos
para que no nos cayéramos de la cama ni hacer
castillos con el papel higiénico
y ahora que te quiero con tanta distancia
con tanto agradecimiento
ahora que equilibro mi amor para ti
ahora que recuerdo tu mismo vestido de siempre
los mismos manteles de siempre tu misma voz de
cariño
ahora que la vejez lustra tus zapatos y nosotros
besamos la sombra de tus pasos…
y tú hablas y ríes
y tú amas y ríes
y tú te dueles y ríes
y te digo que me parezco tanto a ti hasta cuando
hablo y tú ríes
y sabemos que tu vida se va yendo
y ríes
y en la tristeza de tu corazón tu ríes
y en la melancolía de tus amores que se fueron
tú ríes
ríes mamá
nosotros también.


Navale Quiroz Cano (Apurimac-1980) Comunicadora social, Coach, Magister en Docencia universitaria por la Universidad Alas Peruanas donde actualmente es catedrática. También tiene estudios de maestría en Comunicación Social, y el Doctorado en Ciencias Sociales por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Entre sus publicaciones están Algo de cierto, antología de poesía iqueña (2007) Lustra-Editores, Nohombre, Colección Piedra/Sangre (2008) Lustra- Editores y Ondinas-El espíritu del agua (2011) Ushuaia ediciones – España, Antología de Poesía Peruana, selección Martín Horta de la Biblioteca Abraham Valdelomar (2017), Antología de Poesía iqueña, selección Cesar Panduro Astorga de la Biblioteca Abraham Valdelomar (2017). Además sus textos han sido publicados en revistas nacionales e internacionales como España, México y Chile.

Crónicas del desierto

A Ocucaje

1.

La arena esconde los mares
océanos durmientes de edad eterna
las plumas llevan al ave
como el silencio al viento
este no se pronuncia
sólo se oye
mientras alguien pega su oído al caracol
para tener la memoria jurásica
de los peces que habitaron un día los desiertos
entonces salvajes
saciados de aguas imposibles
consumidos en las profundidades de sus abismos
¿Quién sabe realmente de donde he surgido?
Si las olas han golpeado en mí
hasta hacerme una roca.

2.

Como esta falda de desierto
se tiende sobre las piedras
así este sueño
yace sobre mí.
La conciencia
es una playa a la que aún no llego
he acampado bajo este huarango
me he dormido con los grillos cantantes
y sueño suave color marino
el celeste de la tela inmensa
espeja un pez o simplemente
alguien que busca el mar
en la humedad de sus labios.


Marilia Navarro (Ica, 1990) Ganadora del II Premio de Nanorrelato del Taller de Escritores de Barcelona. Presentó su primer libro ‘Tergiverso’ (Catavento, 2017) en la FIL Lima 2017. Aparece en la Antología de Poesía Iqueña ‘Poetas en la Arena’ (Biblioteca Abraham Valdelomar, 2017). Colabora con la Plataforma Literaria ‘Liberoamérica’. Articulista para la web elclosetlgbt.com y productora/conductora del programa radial LGBT+ “La chica del clóset”

Sin título

Soy la palabra que emerge de la sinapsis,

del punto aparte,
del texto leído,
de lo vivido,
de lo sabido

Soy lo que renace,

lo pervertido,
lo indecoroso,
lo divertido

Soy tinta al viento que vuela,

que se esparce,
que escribe cielos acongojados al borde de una garúa tenue

Soy papel a prueba de heridas,

de torturas,
de sometimiento

Me escribo viviendo,

muriendo,
resucito si quiero,
me suicido y vuelvo a empezar

Soy un barco encallado en tus costas,

avión que sobrevuela tu nimbo,
tren descarrilado en tus abismos

Soy el portal que cruzas cuando caminas,

el animal rastrero que te lastima,
la telaraña que te envuelve,
el aguijón que te lacera

Soy gusano carcomiendo tus entrañas

germen en tu intersticio,
en tus lamentos intestinales,
parásito de tu nido,
toxina en tus fluidos

Soy carroña en tus abrazos,

hormiga en tus papilas,
en tus cuerdas vocales,
en tu espina dorsal,
hago escala en tu sacro,
pernocto en el altar

Soy roedor (a) tus pies,
que sobrevive a los maúllos,

a las trampas del cielo raso,
al veneno de tu frasco
disimulado en tu fragancia.


Leydy Loayza Mendoza (Ica, 1985) Autora de Más Allá del Alma (2009), Placeres y Delirios (2011), El Origen del Miedo (2014), Árbol Desnudo – Lustra (2017), Afrodita en Invierno – Editorial Caja Negra (2018) presentado en la Feria Ricardo Palma y antologado en España Salamanca en el Libro Por Ocho Centurias. Licenciada en Comunicación con un Máster en Dirección de Comunicación Corporativa en la Universidad de Barcelona, se desempeña en la Autoridad Nacional del Agua en Ica y comparte sus labores profesionales con lo que considera la esencia de su alma, la escritura y la gestión cultural. Desarrolla actividades culturales en Ica como la Organización y Coordinación General de la I Feria de Libro Abraham Valdelomar en Ica. Además de producir y participar de Obras de Teatro poéticas como “Nueve Vestidos para Ella” con el objetivo de difundir la poesía. Dirige su Blog: https://escritoaciegasllm.wordpress.com y su página Web: https://leydyloayza.info/

Dolor profuso que palpa la melancolía

No tengo día y esta noche me pesa
como una camisa de fuerza amarrando mis palabras
no existo en el diccionario, no estoy en la lista de espera
me encuentro abrazando una idea en este pedazo de tiempo
que ha escapado del sistema

La creación es una lucha insurrecta
Dolor profuso que palpa la melancolía
el agujero en mi carne se agranda
el goteo salpica la nostalgia que reza una débil plegaria
en el borde de todos mis deseos constelados
anhelando comer en tu mesa

Dolor profuso que palpa la melancolía
el cuerpo frágil se desangra,
latiendo solo, sin más enemigo que tu cabeza de fuego
galopando con falsas promesas

Y entonces que pasará en la litosfera,
Morirá tu mano con su ajena tristeza
Seguramente otra vez las aves rapaces habrán alzado vuelo antes que tú
Y al tiempo de partir, la ira y la codicia no habrán terminado


Rodolfo Suito (Ica) Comenzó a escribir desde muy joven por influencia de su abuelo materno quien escribía poesía, aunque nunca publicó. Se animó a publicar su primer poemario, “¿Heredero del reino?” el año 2017, lo escribió entre las dos y las cuatro de la madrugada de lunes a viernes durante un año, lo mismo hizo con su segundo poemario que publicó en diciembre del año pasado.

IV

Tú, figura del guerrero que se eleva
quien pelea sus batallas sin victorias
aquellas luchas que nos van debilitando el cuerpo

Las ideas se van fortaleciendo

anacrónicas
histéricas.

Te levantas como un cántaro rajado
Aunque nadie beba
te sigues levantando heroico.

“Los soldados deben continuar en la batalla
los ejércitos”
proclamas tercamente.

Hoy los pájaros te cantan a ti solo

ya no vuelan
se alejan de las ramas
a anidar en tu cabeza

traen las flores

te coronan.

Hoy te canto

te canto

te declaro

mi absoluto amor

mi tristeza para siempre.


Martín Gala. Escritor, docente y periodista. Ica. Estudió Filosofía. Ha participado en la Antología Nueva Poesía Iqueña y Antología Poética Arawiy. Es miembro del circulo poético Arawiy. Publicó una serie de plaquetas y concursado en el Slam de Poesía Oral. Ha participado en los festivales Poetas en la Arena, Caravana de Poesía, Enero en la Palabra, Encuentro Regional de Escritores y Artistas de Ica, Encuentro de Escritores de la región Lima Provincias, entre otros.

Poema a la vida que sigue

Arde y los astros sienten la ausencia de la noche,
las ramas se encuentran en la variación germinaría
incendiando los oscuros espacios que escondo en mis botas

Arde y todo se marcha con el viento hirviendo
la dialéctica parsimoniosa esconde las razones
en la neblina del invierno subsidiado.

Arde y el olvido de los extraños me atrapa
en un círculo eterno de versos incendiados
serán ceniza
serán deshechos
será mi ayer.

Todos los instantes se alejan sin rumbo
perdidos como las estelas que se encajan en el extraño cielo
como telarañas que se tejen en las cañas de guayaquil.

Hoy he pasado por el infierno y nieva en mi corazón
ya nada queda en los recuerdos que me aprisionan
las casas vacías

los espinos lejanos
la cárcel de la pregunta.

Arde y seguro que la tristeza arrulla algún silencio
me han dicho que estoy
me he ido
ayer
como hoy
que deambulo en las calles sucias.

Y en la quietud
me voy
ardiendo los restos del niño herido


Lourdes Aparición (Apurímac, 1993) Poeta y psicóloga. Fundadora del grupo cultural Emergentes del Mar. Miembro organizador del I Foro Juvenil: Identidad cultural / participación social (2018). Ha participado en el VII y VIII Festival de literatura y arte visual “En los extramuros del mundo” (2015 y 2016), en el VII Festival de Poesía de Lima (2017), en el XXII Festival Enero en la Palabra (2018), y en el II y VI Festival de Poesía Poetas en la Arena (2016 y 2018). Ha publicado en poesía la plaqueta Warmi (2017), y algunos de sus poemas figuran en la revista Verboser (2, 2018) y en la Antología del XXII festival Enero en la Palabra (2018). Actualmente radica y realiza sus labores profesionales y artísticas en Ica.

Mamaqocha

Mamaqocha
que nos pariste en esta tierra bendita
nacimos de tus extrañas y doradas dunas que rodean tu rostro
donde el wayra grita que la independencia fue creada en tu vientre
porque sabemos que morir aquí es volver a nacer

desde niña correteo por este desierto
mis manos encajan con su historia
con el candelabro
cerro colorado
sus momias
los zorros jugueteando en la reserva
y todo lo que se encuentra
y se pierde
Pertenece a este pecho
Llamado Paracas

Mamaqocha
El wayra hoy a susurrado en una tarde de Marzo
que Paracas
es una bahía construida por los provincianos y provincianas residentes
de Huancavelica / Ayacucho/ Apurímac/ Puno/ Cusco
de todos esos pueblos donde cantan
somos libres, seámoslo siempre
por eso llegamos a Paracas
porque la libertad tiene nombre de lluvia
pero de arena
tiene forma de charco
pero de bahía
como un hijo que crece
y crece
y crece
y nunca deja de crecer
que se alimenta de los peces que suelen acompañar madrugas frías
y si allá en la sierra conocimos al apu
mientras sembrábamos papa y cortábamos tuna
aquí encontramos a la madre que nos faltaba
la mamaqocha

mamacocha me contó
cuando acampé allá en Yumaque
que te ha visto llorar dentro del mar
que a veces jalas las redes
como quien trenza los cabellos de tu hija
desde que convertiste este desierto en tu casa

que nos ve de noche pidiendo un deseo a una estrella fugaz
aunque a veces los fugaces somos nosotros
quienes dejan que la vida pase
como una ola en la orilla de Lagunilla
y que a veces nos ve reírnos en el Chaco
construyendo castillos de arena los domingos
como quien construye sus sueños en Santa Cruz, Las Antillas o Paracas


José de la Roca (Ica, 1986) Columnista, discente y docente. Es gerente general de INEDI posgrados y el Grupo Trismegisto. Maestrando en Políticas Públicas para América Latina por la Universidad Pompeu Fabre de Barcelona. Miembro del círculo poético Arawiy.  Su libro “La casa de la Roca” obtuvo el 1er lugar en el II Concurso de Poesía “Bosque de Primavera 2013” organizado por la Biblioteca Abraham Valdelomar de Huacachina, Ica.

Reliquias de juventud

El pájaro rompe el cascarón. El cascarón es
el mundo. Quien quiera nacer, tiene que
destruir un mundo.
Herman Hesse

A más de cien estadios de los extramuros de Mileto
En el olivar de Tales
Olvide lo torpe que era para el baile,
lo cobarde que fui para la música
En el olivar de Tales recordé a mi padre.
Recordé ser el hijo de la mujer que no amó, el hermano de la hija que no quiso, el
nieto del hombre que con báculo de chonta lo brutalizo hasta dejar en sus espaldas
miríadas de mariposas tigre

Recordé que mi riqueza radicaba en haber tejido mi avaricia con paciencia
Hebra por hebra, piedra por piedra, llenando mis bolsillos de tierra
Siendo no bibliófilo, sino gnoseólatra en un cuarto de máquinas descubriendo que
los residuos de los perfumes más sutiles sirven como insecticidas
En el laberinto fractal de la determinación hay un jardín de cerezos. Hay moscas
en sus botones.

Por eso les digo a ustedes
Prostitutas, homosexuales, despreciados y retrasados, todos los bastardos de la
tierra
Tomen mi bandera, hijos del error, hermanos sin amor, yo os amo
Y tú, muñeco de terracota que te escondes en las faldas de la teoría,
Ódiate, ármate y que surja una
y solo una hueste
Que surja la bestia que es el hombre en divinidad
¿Y acaso no?
¿Acaso no ansías la guerra, corazón sin hipóstasis?

Y tú, que me hablas de amor ¿qué sabes de mi peto en rojo? Por eso odio la memoria por ser avenida y asesinato por ser con madre y ser feliz por cavar bajo mi cama catacumbas


Brayan Rojas Osores(Ica, 1990). Egresado de la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica. Dirigió la revista literaria Algamaris. Ha publicado las siguientes plaquettes: Fruto para mujeres, El centímetro azul, Buque de primavera y Pecera congelada.

Presencia y derrota

Hubo un día en que el día no engañaba.
Luis Cernuda

Me vuelvo contra una estrella negra, mi amor se regocija en diámetros eléctricos, y cada diámetro que hay en ellas las guardan celosas de mi llanto.
Hay en todo esto una metáfora de arcilla que hace notable su derrota, claro es el ejemplo de un áspero cariño que nadie me profesa y su presencia es la promesa de una primavera –a primera vista– separada de lo imaginable.
Temo que el cielo sepa quién es él cuando lo acuse en contra de ustedes. No silbo nombres ni edades que también revelen una sucesión de números en quiebra.
Alguien con labio de mujer alcanzó a decir que me quería, debe ser aquel planeta resucitado que olvidó decir lo que yo debí decir mientras soñaba. Pero se presenta como una fruta amenazante, debo de comerla –pienso– y otra vez se ensarta en esa línea recta que destejo mientras hablo.
Mejor callo, mejor no presumir, tal vez la soledad sepa lo que hace mientras la acompaño. Y la metáfora de arcilla que arrastré hasta aquí entre pensamiento y pensamiento, sucumbe porque no le di la mano.


Rodrigo Ampuero Oróz (Cusco, Perú, 1993) Criado por su madre, su tía y sus abuelos maternos. Realizó estudios primarios y secundarios en el colegio arquidiocesano San Antonio Abad del Cusco. Los estudios superiores los realizó en la Universidad Andina del Cusco donde consiguió el título de Bachiller en Turismo. Escribe desde hace tres años, su estilo va por escribir relatos, cuentos cortos, monólogos y algunas cartas de opinión. Me siento muy influenciado por la letra de la música y autores como Julio Ramón Ribeyro.

Y qué más, Pachamama

I

Y qué más, Pachamama
si ya no hay sangre pura

si se han llevado el oro y la creencia

y me arde la piedra labrada
bajo el sol que llora
por sus hijos.

II

Qué más que puma,
llaqta y wasi

si seguimos aquí
siendo incas
siendo dioses.

III

Qué más
si la hoja de coca nunca muere

en ofrenda
en la cocha
en la chuspa
en la boca

y nos cura

cada noche.

IV

Qué más que un caminito
del qhapaq ñan
que llega a casa
y me guarda los pies cansados
con mi madre.

V

Qué más

si no quedan lágrimas para sollozar
sobre un Machu Picchu

de cartulina.

VI

Qué más
si perdemos el sentido

del apu
del ancestro
del campesino
del ande.

VII

Y qué más, Pachamama
si nos haces falta

y solo tenemos
este manto de estrellas
brillando sobre nuestros chullos

al infinito.


Pavel Ugarte Céspedes. Antropólogo, escritor y poeta. Premio Regional de Cultura Cusco 2015, con el libro de poesía “Repatriación de las Aves”. Su último poemario “Andesground” ha sido merecedor del primer premio honorífico RALPH VON IOR 2019 otorgado por la editorial mexicana Valkiria. Ha publicado diferentes libros de poesía y artículos de ciencias sociales. Es parte de antologías literarias dentro y fuera del Perú en países como Bolivia, Chile y México, adonde también fue invitado en diversos festivales internacionales. Ha trabajado para museos de suma importancia en la ciudad del Cusco, la región y también a nivel nacional. El 2017 y el 2018 editó el Mapa Literario del Cusco. “Melodía” es un poema de su última selección de textos titulada “Vírgenes del Soul”.

Melodía

El genio de una botella me absorbe,
fuego que consume el interior de este cuerpo celeste.
Mi suerte es la del cometa ofrendando palabras y señales de humo.
No estoy seguro de los giros que da el planeta, pero me mareo.
Me he quedado a la orilla y con esta botella haré melodías para no arrojarla.
Le daré nombre y lugar en el día para que deje de ser descartable.
Sobaré sus curvas para que alumbre historias.
Verteré en ella lo que grita la marea.


Willni Dávalos (Cusco, 1988) Psicólogo de Profesión. ¡Ha publicado los libros de poesía “Porca Porno Pop” (2007), “¡Ceros y Cruces” (2008), “¡Astro degenerado en lumbre” (2010) “¡Erosión” (2011) “El Egófago” (2013) “Qosqonqoy” (2014), “¡Oh Yo!” (2017). “Zúriak” (2018). Trabaja para la editorial Kuní Munah (@podriarecordar)

Brindis por el nombre

Él brinda por Satanás.
A viva voz su nombre y mis promesas
se hacen mierda.
Ella lo sabe: perderé la razón
y como antes, mis actitudes horrendas y desmedidas.
Él tiene la barba típica de los chilenos, está tocado por lo negro.
Bebe con pasión y mi memoria no es la misma, ya lo sé.
Los delincuentes de la historia alteran la calle
recogen puños picudos que me obligan a gritar nada.
Quiero decir, ¡por qué tenías que mencionar el nombre!
“Oh, Satán, ten piedad de mi larga miseria”
“Tan viejo y creyendo en el diablo, cojudo”
“Oh, Satán, ten piedad de mi larga miseria”
Sentado entre nosotros, con su fucsia humo, y los escotes aflorados,
una risa de mujer multiplicada por Pi.
Ella frente a mí riendo, el nombre ha llegado.
Miro la araña, alterado por el octanaje de nuestro mal.
En esta ciudad cómica, de mentes escindidas de las sombras,
habita un perro costroso que nos protege
porque es libre unido la tropa.
Hay peligro desde la fundación
de esta colonia de comedores de conejo.
Avanza se dilata por la euforia del hotel
la mancha seborreica en la ciudad muda.
El perro es desechable, así como la compañía habitual
de los escogidos.

España, la marrana, desfunda su espada
en la cima
de la torre de oro acumulado
España, la matriarca, ennegrece su tinta
en la pupila
de los dientes de plata robados.

“Oh, Satán, ten piedad de mi larga miseria”
No puedo contener la risa,
las personas ridículas, el papel,
sus cantos de muletillas y ecolalias.
El papel y alguna rudeza varonil.
Dementes en la mañana,
ansiosas monedas para los mendigos.
Dame un sol, no gracias, dame un sol,
quizás más tarde, dame un sol,
al menos me venderías páginas qué leer
¿dónde escribirlas? ¡En el Sol!
No. He sido débil y codicioso.
“Oh, Satán, ten piedad de mi larga miseria”
Todos los escritores de Huevolandia
¡Cuánta razón tenían!
Tawantinsuyito,
bajo el coche
es marcado con tiza
la forma larga
no es nada real
los 500 sapos sí
Ellos construyeron un símil
y han fallado al fundirlo
Porque llovió injusticia
en toda la periferia
y nadie tuvo piedad de nuestra larga miseria.


Marian Manga Jururo (Cusco, 1998) Estudiante de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco, participo del XXIII Enero en la Palabra (Cusco) y recitales locales, integra el colectivo Toque de Poesía. El arte integra cada parte de su ser.

A veces

A veces no estoy
en este mundo.
A veces finjo ser
un chachacomo
en medio de la nada,
que solo se mueve
a la orden del viento.
A veces soy el lienzo azul
que miras por tu ventana,
mudo y absorto.
A veces soy un día
que no se vive
y se queda quieto
en el recuerdo.
A veces soy la fábula
de tu niñez,
sin moraleja.
A veces soy,
el grito de rebeldía
en un frasco de vidrio,
que no se rompe.
A veces soy
de noche en pleno día.
A veces no soy,
ni estoy.
A veces, solo a veces.


Ssett Vincent (Cusco, 1988) Estudió en la escuela de bellas artes Diego Quispe Tito la especialidad de dibujo y pintura y antes de egresar de la carrera de pintor la abandonó por el oficio de escultor autodidacta. En la poesía se ha mencionado su nombre en algunas pequeñas publicaciones colectivas y revistas locales. Actualmente no posee ningún libro publicado y ningún proyecto para llevar a cabo este fin.

Fuera de la carne

No te aquietes en la cama para seguir enfermando
que no te encuentre el matorral vacío y solo,
la oscuridad llora inoportuna
y se enajena de tu vergüenza.

Conoce las laderas de la gente que libras
cada uno nos vamos con un abismo
pero no dejes, de sentir aliviante la piel de tus padres,
vuelve  a casa a recordar lo bello que fue vivir,
aunque la amargura ande constante a tu puerta
vuelve a despedirla siempre con dulzura
ella sabe que tú necesitas piedad de ti.

Otro vuelve a ti contigo
y te hace desear la vida como un sueño
y volvemos a pensar en ellos
como un amable trago se seguir pensando
que nada importamos
que nos dejaremos cuando sea necesario
y el placer enteró se convertirá
en un agujero de descanso.

Hay un tiempo perdido
Hay un gris enraizado en el cielo
Hay unos ojos blasfemando
y unas manos a punto de disolver
el eterno vicio de guarnecer la noche.


Sandra Lucy. Nacida en el altiplano, estudia sociología en la Universidad Nacional Federico Villareal de Lima. Saliendo a marchar por sus derechos civiles ha desarrollado una tolerancia absoluta al gas lacrimógeno. Ha editado y recopilado la antología Libérrimo Austral en Galicia- España y trabaja en el proyecto comunitario Poesía en Vivo, que busca familiarizar al público en general con el rito poético, sacando a la poesía del ámbito común de la lectura de bares, municipalidades, auditorios, etc.

Cactus

Te he invocado
Como aquel viejo mantra
Ahora perdida incluso de mi misma
Y con necesidad de mi conciencia.
Has venido en canto a mi boca
como cuando una fruta madura cae sobre la hierba.
Y desde el sonido cósmico te posas como ángel
para calmar y fortalecer mi mente.
Con la luz del canto le doy un rezo
a la elevación del cuerpo y al reflejo de tus visiones.
Cuando usted se posó en mi, deje de sentir espinas.
Los cactus suavizan mi piel.


Carlos Gabriel Montes (Cusco, 1994). Comunicador social. En su éxodo literario ha obtenido algunos premios: Finalista en la categoría poesía del XIV Concurso Literario Gonzalo Rojas Pizarro (Chile, 2017). Finalista en el Concurso Nacional de Literatura “Huauco de Oro”, categoría Cuento (Cajamarca, Perú, 2017). Primer premio en el I Concurso Internacional de Poesía Erótica “Ayesha Sexteen” (Argentina, 2018).  I premio   VII Concurso Literario El Búho en la categoría poesía (Arequipa, Perú, 2018). Premio único del Concurso I Festival Internacional de las Artes “Qosqo T’ikarinampaq”, en la categoría cuento y poesía (Cusco, Perú, 2019).  Actualmente, prepara sus primeras publicaciones de cuento y poesía.

Caligrafía nocturna

En la ciudad se cuenta que alguien pregunta por ti
con apenas las últimas letras que le quedan para decir tu nombre.
La memoria parece una carta que se escribe sola

y la luz me recorre como un niño en una habitación vacía.  Solo existo en la imposibilidad de una voz que va muriendo o que se va entregando a los cristales del olvido.

Con el tiempo fui perdiendo la forma de las palabras.

Acudo al calor de unos rostros hermosos y tarde comprendo la aversión de los pájaros con ciertos árboles.

La lluvia cae sobre mí como una oscura confesión y la ciudad me ha acogido como su primera calle sin retorno.

Aún no soy suficiente para decir tu nombre.
Le hablo de ti a la noche y me muestra tu rostro:

Es así como surgen las constelaciones.


Fredy León Tuya (Cátac, 1988) Nació en el distrito de Cátac, provincia de Recuay, región Áncash. Realizó estudios de Comunicación Lingüística y Literatura en la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo de Áncash, donde es fundador e integrante del Grupo Literario “Los hijos del orden”. Ha publicado la plaquetaCrepitario I (2014) y Crepitario III(2016). Obtuvo el tercer lugar en el Concurso Nacional de Cuento Breve “Ciudad de Marka” 2015. Fue finalista del Concurso de Cuento Killa 2016. Finalista del Concurso de Poesía Antenor Samaniego 2017. Actualmente ejerce la docencia en el colegio Trilce.

Féretros

EL RUISEÑOR NO HA SOÑADO SONIDO LISONJEROS
En su cola hierven los carruseles del amanecer

Cruces y más cruces atraviesan senderos de herida
El bosque níveo del pensamiento

Me hablan cartílagos prohibidos del lenguaje
Habitan las telarañas de la palabra

Holocaustos en mitad de la noche
Racimo invisible de cuervos apolillados

Han venido a regar escarabajos
En vergeles de belleza

He visto desmembrarse la transparencia
En el embrión oscuro de los juzgados


Brian Macines (Huaraz, 1994) Graduado en Archivos Históricos, a lo largo de su vida siempre mostró interés por la poesía siendo está su primera obra literaria a los 24 años publicó A puro corazón y en este poemario, el autor nos muestra el esplendor y belleza de la naturaleza peruana y el inmenso amor hacia la mujer. Participó en el Festival de Poesía Enero de la Palabra – (Cusco) Edición XXIII y ha sido antalogado en “Amor Libre”, antología de la Sociedad Poetas Peruanos ” (Lima).

[Tal (ves)]

Detente y mírame
y verás de lo que aún
estoy hecho (Pedazos).
Pedazos incompletos
inconforme, duele
ser fuerte, luchar
contra todo.
Seguro piensas
que estoy hecho
de letras y poesía
soy humano, siento
amor, pierdo, lloro y extraño.
He contado miles de historias, tal vez
unos fantasmas, otros sueños
lo irreal de esto es que eres fuerte
valiente, entre todos nos queremos
nos hemos hecho daño y tanto como
nadie te lo ha hecho, tal vez yo mismo
entiendo aquel enigma, y no espero
que entiendas este poema,
tal vez voltees la página
o, tal vez, te quedes con(migo)


Nota:

  • El poema de César Panduro Astorga fue extraído de su muro personal, correspondiente al mes de mayo.
  • Los poemas de Fredy León y Brayan Rojas se encuentran en la web de la revista Lucerna (Lima, Perú)
  • Los demás poemas han sido obtenidos gracias a la colaboración de los poetas Rodolfo Suito, Brayan Rojas, Pavel Ugarte y Carlos Montes.

Escrito por Emilio Paz

Emilio Paz (Lima, 1990) Profesor de Filosofía y Religión, egresado de la Universidad Católica Sedes Sapientiae. Tiene publicados “Septiembre en el silencio” (Club de lectura poética, 2016), “Laberinto de versos” (La Tortuga Ecuestre, N°394, 2018) y "La balada de los desterrados" (Ángeles del Papel Editores, 2019). De igual manera, posee poemas y cuentos en publicaciones de Perú, México, Chile, España, Venezuela, Estados Unidos, Argentina, India, Ecuador, Rumanía y Costa Rica, habiendo sido traducido parte de sus poemas al rumano, inglés y al tamil. Ha ganado el “Mes de las Letras” (abril, 2017) de la Fundación Marco Antonio Corcuera y el IX Concurso internacional de poesía y cuento - Perú 2019 organizado por la revista "El Parnaso del Nuevo Mundo". También ha participado en diferentes recitales del Cuzco, Paracas y Lima; destacándose el XXI Festival de Poesía “Enero en la Palabra” (Cuzco, 2017), el 2do Festival de Poesía de Barranco (Lima, 2016), el V Festival Internacional Primavera Poética (Lima, 2017). Ha dictado el taller de lectura poética titulado “La vena de la inspiración” para el Centro de Estudiantes de Literatura - CELIT de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y ha participado de diversos congresos de filosofía, siendo su línea de investigación la relación entre estética, poesía y educación. Actualmente dirige el blog “El Edén de la poesía” (https://edenpoetico.wordpress.com/).
A %d blogueros les gusta esto: