Esc

nada deja de nacer en la adhesión al insomnio
y aceptando suave los términos de uso
en la herida
su gramática
se me disuelven los ojos
cada tanto agradecidos

opᴉʇuǝs ǝuǝᴉʇ     pienso
sɐɯɹoɟ sɐl uɐʇnɯ uᴉɟ lɐ ǝnbɹod

/fieles a su don inimitable/

ǝɹqɯnpǝɹpod la hacia opoɯ oɯsᴉɯ lǝp
ɐzǝllǝq la ʎ

Escrito por Salenka Chinchin

(Quito, 1998)
A %d blogueros les gusta esto: