El arduo camino del éxito. Reseña de la novela "Cinta negra" de Eduardo Rabasa

Libro: Cinta negra
Autor: Eduardo Rabasa
Editorial Godot

“La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano”, Voltaire

Cinta negra es una novela que nos muestra nuestro lugar como empleados en una sociedad de consumo en la que cada quien busca progresar sin importar el costo. Por muy sombrío que parezca, en este texto tampoco falta el humor, un humor extraño, bastante ácido.

Fernando Retencio, el protagonista, no es un personaje con el que podamos empatizar: lleva demasiado lejos su papel de oficinista y mantiene una relación tóxica con su pareja. Cuando comete errores (y claro que los comete) y algo sale mal, es como si el mundo le diera su merecido y sentimos una pequeña alegría. Los mantras zen que plantea su empresa (una empresa que al mismo tiempo coloca puntajes en una pizarra representando a cada empleado) encubren en verdad que los pasos para ser un gran karateka son puro individualismo. Cada compañero es rival de Retencio, completamente despreciado por él en un sistema en que cuando te despiden te cantan “la canción del despido feliz”.

Retencio se ve involucrado en situaciones límite bastante seguido en su afán por llegar hasta la cumbre y se encuentra constantemente necesitado de pastillas que lo calmen. Por los pasillos de Soluciones desfilan personajes grotescos y únicos: un escritor snob y pomposo, un inversionista paranoico, un boxeador budista, a cada uno de ellos Retencio les va ofreciendo respuestas a sus problemas. También entran en juego un actor que se hace pasar por pobre y una jefa que habla con un peluche, los cuales siguen la misma línea del absurdo y generan muchas emociones en el protagonista. No faltará Dromundo, el personaje más entrañable, la mano derecha de Retencio, que aporta comicidad y simpatía con su sencillez. Siempre dispuesto a ayudar. Un soplo de aire fresco entre tantas personas ambiciosas. Dromundo se conforma con lo poco que tiene y lo disfruta así como es el único personaje que mantiene realmente una idea de comunidad.

Rabasa nos muestra esta cara oscura del mundo, en la que no se disfruta del camino, solo se apunta hacia el futuro, la solución. Con un espejo que agranda los defectos actuales de la civilización en la que vivimos, nos vuelve conscientes de la dinámica de las relaciones de poder: algunos se quedan con mucho y se avizora poco para el resto.

Escrito por Denise Griffith

Escritora y editora argentina miembro de PEN internacional. En 2018, publicó un poemario llamado "Antojos de desorden" y participó de la antología "El gran libro de los perros" de la editorial española Blackie Books. Publicó el poemario "Carencia" con Editorial Liberoamérica en 2019. Trabajó en el Ateneo Grand Splendid (una de las librerías más hermosas del mundo). Colaboró en diversas revistas digitales. Se desempeña como crítica de teatro para la página GEOteatral. Contacto: griffith.denise.03@gmail.com Instagram: @d.e.grifith
A %d blogueros les gusta esto: