Así creció mi templo: selección de textos LGBT+

Soñé que eras un poema
digo, un poema que quería mostrarle a alguien…
y me río y vuelvo a soñar
con el deseo de mostrarte a toda la gente que amo,
para movernos abiertamente juntas

Adrienne Rich

Siempre es un buen momento para compartir literatura arco iris. No hace falta que sea una fecha especial. Por eso, a continuación, les compartimos una selección de poemas y ensayo de la mano de las escritoras Marta Castaño (Pamplona, 1988) y Denise Griffith (Buenos Aires, 1993). Les ofrecemos una variedad de voces potentes e insaciables de varios puntos del mapa.

Años preguntándome quién soy
Y soy yo por todas partes.
Y tengo de padre y madre,
Y viceversa.
Y si de mujer no tengo lo que tengo de varón,
Y viceversa,
Para ser quien soy
Soy de mujer por dentro
Y de mujer voy por fuera.
Y viceversa.

Quisieron encerrarme en la noche,
Prohibirme la luz del día
Para venir, a oscuras,
Y en mi jardín florido
Descargar en secreto
Su vergüenza,
Sin dejar de tirarle piedras
Al marcharse.
Así creció mi templo,
Y de la oscuridad nació la lumbre,
Y me llamaron diosa
Y me veneran.

Ser lo que uno es
Parece tan fácil
Quién tuvo que conquistar su nombre
Vestir la piel con el latido de su sangre
Encontrar su voz bajo la voz tiránica
Ser por fin
En cada reflejo
En toda mirada
Un ser completo
Transparente
Dejar al fin de gritar por dentro

La sed

Tengo sed:
sed de veneración,
sed de contemplación,
sed de fluir con tu piel.

Tengo sed:
sed de recostar mi cabeza sobre tus piernas,
sed de pestañear desde abajo,
sed de feniletilamina.

Tengo sed:
sed de ser súbita súbdita
de la adrenalina
que me inyectas con tus ojos.

Es inevitable pensar en tus senos,
vistos desde tu vientre,
como dos gotas de agua
que desaparecen la sed.

Anaid Flores

Anaid Flores nace en Ciudad de México (1989), investiga en química teórica, género y educación por deporte y enseña matemáticas, física y química por vocación y escribe poemas por pasión. El amor, la ciencia y la justicia son sus temas favoritos. Es activista en el plano de la violencia de género y pro derechos de la comunidad LGBT. Sus poemas están orientados al ámbito de la protesta social y la visibilidad lésbica. Algunas cosas de su vida pueden encontrarse en su cuenta de Instagram @annychemy. 

sáfica on line modo excálibur

dos mujeres de la mano en una aldea post neolítica de kalat
con un vértigo animal la noticia
se vuelve viral

en el debate la mitad de los oradores fundamenta su verdad contraviniendo
la posición oficial pero sorteando
con aferrada perversión
la voluntad de las implicadas

dos mujeres de la mano en una aldea post neolítica de kalat
sobre los bordes pulimentados de la mesa redonda apoyan su sentencia
los mejores disertantes abren paso
a la leyenda

dos mujeres de la mano en una aldea post neolítica de kalat no conocen 
los efectos ordinarios del deseo no dominan
ninguna de sus secuelas
aparecen en fotos sacadas desde un satélite
descalzas y sin velo

Vanesa Almada Noguerón (Buenos Aires, 1980). Tiene estudios en Letras y en Gestión Cultural. Actualmente, reside en la ciudad de Mar del Plata y colabora en Liberoamérica, revista y plataforma literaria. De su autoría: Entre los ruidos© (Baldíos en la Lengua, 2015), Quemar el fuego© (Autogestivo, 2017) y Los demás© (Liberoamérica, 2019). Su Blog: almadanogueron.blogspot.com.ar

El adentro de los amantes

Cae la noche, célibe y tirante.

Sed de nardos prolongan sus brazos
y reescriben pretextos manuales
urdiendo la profusión de sus pieles.
Carne que se anticipa al aliento
y se derrama apostando al deseo.

            Pétalosreverberanenelbesodeotrolabioamante.

Toda la iniquidad del amor cabe en una espiga blanca
que se deshace conforme las humedades se precipitan.

            Flores seducidas en su embriaguez de aliento nacarado
se recogen erguidas en la desfachatez de los gemidos.

            Pétalosreverberanenelbesodeotrolabioamante.

¿A qué distancia se sumerge la noche cuando el amor la alcanza?
¿Por qué se derrama la carne en la urgencia del alba?
¿Qué deseo muere en la hondura de esa lengua?

            Pétalosreverberanenelbesodeotrolabioamante.

¿O sólo es el agua, donde se escurren nuestros nombres, el principio del olvido?

Edgar Soliz Guzmán

Edgar Soliz Guzmán (Oruro – Bolivia). Escribe poesía, cuento y crónica de tema homoerótico. Ha formado parte de antologías, revistas de poesía digital y encuentros poéticos latinoamericanos. Ha publicado Diccionario Marica (Fundación Editorial Q’iwsa – 2014), Eucaristicón (Cascahuesos Editores – 2016), Sarcoma (Editorial 3600 – 2018) y Gay discreto busca heterocurioso: pulsiones homosexuales que habitan la ciudad (Movimiento Maricas Bolivia – 2018). Co-produce y co-conduce  el programa radial “Nación Marica” emitido por Radio Líder 97.0 F.M., en la ciudad de El Alto – Bolivia. Pobre, cholo y maricón.

XIII 

Juro que no inventaste esta conciencia 
la órbita constante de un cuerpo en torno a otro 
no inventaste lo sutil del gesto 
ni la sensación del lecho latiente. 

Me preguntas qué hacemos con este minuto infinito:
son las siete y cincuenta y nueve de la mañana 
en un parque silente al otro lado del templo 
qué hacemos con esta intimidad que nos sostiene 
mientras me narras como un relicario 
aquella conversación con la poeta. 

Te apropias de Rulfo para nombrarme: 
vasto amontonadero de nubes 
mi pecho un cielo fértil 
abierto, extenso, puro, limpio, virgen 
donde el gorrión aprende a extender sus alas. 
Hundiéndose en la arena de una playa en Valencia 
los pies inocentes de nuestro gorrión no nacido
(la infancia se desborda bajo el tacto encapsulado). 

El latido precede a la estampida 
qué es el amor si no urgente.

Victoria Santos

Me llamo Victoria Santos, tengo veintisiete años y soy de Venezuela, aunque he vivido en Colombia y ahora en España. Soy periodista, he hecho periodismo cultural para Arteria (Colombia), leo mucho y escribo menos de lo que debería. Suelo escribir más autoficción que otra cosa, aunque últimamente estoy en una exploración de casi todo, por lo que no tengo claro casi nada. 

IF TINDER MAKES ME SAD, GRINDR MAKES ME CRY

da igual no importa yo solo
quiero tener a alguien
de la manera que tienen
los que tienen algo

Carlos Catena Cózar

Conectado. Cerca. Foto. Cumplido. Quedar.

Hago esto por qué
si yo solo echo de menos a
da igual si quedo con
no me importa cuál es su nombre real o lo que estudia o de dónde viene
el tamaño de su sangre o desde cuándo coinciden nuestras soledades
importa que busco en un cuerpo desconocido a otro alguien que no está.

Hablar. Temblar. Desnudar. Tocar. Terminar. Marcharse.

Yo no quería esto pero supongo que quería
pertenecerme sucio
avergonzarme de mi futilidad
dormir acostado junto a algo vivo
pensar que se puede entregar el sueño a cualquiera.

Algún día aprenderé a no mezclar libido y tristeza.

Markel Hernández Perez (Arrigorriaga, Bizkaia, 1997) Graduado en Filología Hispánica por la Universidad de Salmanca, actualmente estudia el Máster de Estudios Literarios y Teatrales en la Universidad de Granada. Ha colaborado con diversos grupos de teatro en Bilbao, Salamanca y Granada, y en las tres ciudades ha podido estrenar varios de sus textos dramáticos. Ha recibido distinciones de narrativa, poesía y teatro, entre los que destacan el Premio Jóvenes Creadores de la Ciudad de Salamanca (2015) o el de Microteatro de La Malhablada (2017); ha participado en antologías como la de poesía ibérica O Sol é secreto, poetas celebram Eugénio de Andrade, la antología online de Playground Books Poesía Gen Z y la próxima antología de joven poesía vasca de Liberoamerika Euskal Herria; y también participa en la revista digital de crítica y creación cultural Apostasía.

En el fondo del mampo

Mampo: Volteado. Marica. Homosexual. Gay de pueblo.
Rial Academia de la Lengua Frailescana. 

hay una breve estampa de la angustia,
una caricia tropical 
guardada bajo el esqueleto de sus brazos.

Desnúdate, quítame la ropa
que voy a vestir de pezones tu mordida.
Que voy a hacer un supermatch
con algún hombre triste,
de esos que pueblan las pantallas
buscando un perfil a la medida de su frío.

Olvida las palabras que te diga
pero ten siempre presente
que el odio es una barda con vidrios
y que basta con la risa de la abeja
para iluminar a todo el cielo. 

En el fondo del mampo,
una sed amanecida,
un afilado chorro para segar
los sobresaltos de algún viejo colchón.

Ricardo Vázquez (El Soconusco, Chiapas, 1988) estudió ingeniería en biotecnología en la Universidad Autónoma de Chiapas. Ha publicado algunos poemas en la Revista Cultural La Pulcata. Actualmente estudia la licenciatura en Creación Literaria en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y prepara su primer libro de poemas Mampario.

Los héroes

οὐχ ἁμῖν τὰ καλὰ πράτοις καλὰ φαίνεται εἶμεν,
οἳ θνατοὶ πελόμεσθα, τὸ δ᾽ αὔριον οὐκ ἐσορῶμες.
No somos los primeros a quienes parece bello
lo que es bello; mortales, que no veremos el mañana.

La mirada hacia el pasado tiene una particularidad que pocas veces se manifiesta públicamente. Se suele escuchar y aceptar como ciertas las narrativas de la Antigüedad, y en nuestro imaginario colectivo representamos convencionalmente «lo antiguo».

Desde las blancas estatuas hasta los tiranos dementes, conocemos el mundo grecolatino con todas sus luces y, especialmente, sus sombras. Sin embargo, difícilmente sabremos qué sucedía realmente en este mundo, aunque sus letras nos hayan ilustrado y algunos de sus objetos hayan sobrevivido al paso de los siglos. Y rescatamos aquello que mejor nos suena, y relegamos al olvido todo aquello que nos parece incierto. Pues todavía no parecemos enterarnos de que la Antigüedad no existe. Existió un tiempo pasado, sí. Pero jamás existió eso que algunos días nos traen para justificar el fascismo, la xenofobia o el racismo. Una cosa es el legado, otra la lectura que hacemos del mismo.

Quien desee comprobar esto, que recuerde a los héroes. El héroe, especialmente el que nace del mundo grecolatino, es un ser superior al resto de seres humanos. Y como tal tiene el encargo de representar a la humanidad, con la problemática que ello conlleva. Sin embargo, el relato de los héroes que hemos heredado dibuja un perfil muy específico. El héroe es la masculinidad patriarcal por excelencia. Es quien protege del Otro y lo mata (sea la Hidra, la mujer-serpiente o el hombre-toro), quien salvaguarda la pureza de la reproducción (rescatando a la doncella del dragón) y cuyo poder es intachable. La jerarquía adora a sus héroes, y no vacila en manipular el pasado más allá de la tradición.

Hércules, el símbolo eterno de la masculinidad más tóxica. La masa de músculos destructora, el portador del garrote, el falo hecho arma. Adorado icono de aquello a lo que el hombre debe aspirar. Sin embargo, qué injusto tratamiento el de nuestra Historia. El hijo de Zeus vence a los Otros, y alcanza el podio del poder masculino. Pero curiosamente la narrativa del pasado olvida a Hércules, como cantan Teócrito o Propercio, gritando desconsolado en busca de su amante Hilas, raptado por las ninfas. O que el héroe funda la ciudad de Abdera en honor de su también amante Abdero, devorado en su octavo trabajo.

¿Cómo afrontará la frágil masculinidad normativa descubrir que el referente del anuncio del perfume Invictus y de tantas películas protagonizadas por iconos de la heterosexualidad masculina es descrito en realidad como bisexual? ¿Nos ha traicionado el pasado? ¿Quién traiciona a quién? Seguramente la tradición continúe ignorándolo, como ocurre con las verdades incómodas. No obstante, es nuestra misión recuperar el legado robado y pervertido durante siglos. Para recordar a todos que no existe el ideal hetero del pasado donde no existimos quienes cuestionamos el poder, sino un paradójico presente constante, fluctuante e inalterado: la misma condición humana.

Francisco Sánchez Torres (Cádiz, 1993) es filólogo, profesor e investigador. Tiene dos gatas, un trabajo precario y poca confianza en el futuro.

Si te quedaste con ganas de más, te recomendamos la nota de Diego Firmiano ¿Qué hacen los hombres cuando están juntos?: https://liberoamerica.com/2020/02/29/que-hacen-los-hombres-cuando-estan-juntos/

Escrito por Liberoamérica

Comunicaciones y eventos de Liberoamérica.
A %d blogueros les gusta esto: